YOGA EN ANTIKUAYA

El yoga se une a la danza en el espíritu

Con el yoga adaptamos el Espíritu Universal a nosotros mismos, a aquello que necesitamos mejorar o desarrollar a través de dos planos:

·       El físico, mediante el desarrollo de los ejercicios.

·       El espiritual, a través de las meditaciones.

Con el desarrollo de ambos unidos se potencia y adquiere la capacidad de dominar nuestro pensamiento, nuestro ser y en definitiva nuestro comportamiento, dándonos un bienestar personal y una comprensión de la vida que admira la grandeza de pertenecer al Universo.